20 de ENERO, segundo hito en la historia del Padre Kentenich

P.k

 

Segundo hito: Estar en la confianza divina. El 20 de Enero de 1942 el Padre Kentenich renuncia, voluntariamente y por amor a los suyos, a las posibilidades de liberación que se le ofrecía para no ser llevado al campo de concentración nazi de Dachau. Cree que la voluntad de Dios es que él ofrezca su libertada exterior para conquistar la libertad interior de los hijos de Schoenstatt. Este paso condujo a sus seguidores a una mayor entrega en la Alizanza de Amor con la Santísima Virgen y una vinculación más profunda al Padre Kentenich como Padre espiritual de la Familia de Shoenstatt.