Federación de familias

federacion_familias

La Federación Apostólica de familias internacional de Schoenstatt, es una comunidad familiar católica de matrimonios jefes, moderna, apostólicamente capacitada, con autonomía laical, dispuesta a participar con toda la Obra de Schoenstatt en la transformación mariana del mundo en Cristo.

La anima la convicción fundamental del Padre José Kentenich: sólo puede haber una sociedad sana sobre la base de matrimonios sólidos y familias sanas, alegres, abiertas al futuro y que afirman la vida. El centro de su misión es por eso la renovación de la familia para que su valor brille con mayor fuerza en la Iglesia y se restituya en la vida de la sociedad.

La impulsa un espíritu apostólico universal, que la lleva a proyectar en todas sus formas el carisma del Padre Kentenich, para dar a la Iglesia y a la cultura del nuevo milenio un marcado rostro familiar.

Cada matrimonio, animado por el espíritu de los Consejos Evangélicos, en la fuerza de la Alianza de Amor con María y en la vitalidad de su unión sacramental, integra pequeñas comunidades de vida con otros matrimonios, con el propósito de educarse y crecer en su vocación a la santidad. Recorre en comunidad, durante toda la vida, un camino formativo y ascético inspirado por ideales comunes y por una creciente interacción vital. De esta manera cada matrimonio recibe el apoyo indispensable para la construcción de la propia familia, la gestación de su pequeña Iglesia doméstica, y el despliegue de todo su potencial apostólico personal y matrimonial.

El perfil del matrimonio que se integra a la Federación, reúne ciertos rasgos que identifican a todos sus miembros, que deben existir al menos como predisposición en el inicio, para alcanzar su desarrollo pleno a través del proceso educativo y de maduración vital. Estos rasgos se resumen en cuatro capacidades básicas: aptitud comunitaria, disposición apostólica, aspiración a la santidad, equilibrio psíquico personal y matrimonial.