Liga apostólica

Liga apostólica

  • Liga Apostólica de Familias
  • Liga Apostólica de Madres
  • Liga Apostólica de Profesionales femenina
  • Liga Apostólica de Profesionales masculina (Rama de Hombres)
  • Juventud Femenina Escolar
  • Juventud Femenina Universitaria
  • Juventud Masculina Escolar
  • Juventud Masculina Universitaria

liga

La Liga Apostólica está; formada por el amplio círculo de personas e instituciones que reciben en Schcenstatt impulsos para su vida y compromiso apostólico, desde las personas que se mantiene: en contacto con Schoenstatt hasta las asociaciones que se han agrupado según los estados de vida y/o grupos de profesión y que cultivan iniciativas inspiradas en la Alianza de Amor. El 20 de agosto de 1920 fue redactado su Estatuto General inspirado por el Fundador.

Por Movimiento popular y de peregrinos entendemos nosotros el amplio círculo de personas que encuentra impulsos e inspiración espiritual en Schoenstatt sin vincularse a una forma organizativa estable. Hallan esos impulsos espirituales en múltiples contactos con los Santuarios y centros de Schoenstatt, también por la participación en jornadas, proyectos, acciones y obras abiertas inspiradas por Schoenstatt. Se ha destacar la “Campana de la Madre peregrina de Schoenstatt” iniciada por Joao Fozzobon (1904~1985) en Santa María/ Brasil y su notable irradiación evangelizadora.

Las ramas de la Liga (ramas) ejercen su apostolado solas o en común en todos los ámbitos de la vida; sin embargo, lo hacen con preferencia en las parroquias y las diócesis su apostolado está al servicio de la Iglesia local correspondiente y se lleva a cabo en dependencia de la misma.

En cada diócesis, las ramas forman comunidades autónomamente organizadas, cada una con su respectiva dirección.

Se puede formar parte de las diferentes ramas siendo militante o colaborador. Los militantes se comprometen a un apostolado permanente en las áreas de su vida y profesión habituales. Se esfuerzan
por la santidad en su vida diaria con la ayuda de los medios espirituales y pedagógicos que les ofrece Schoenstatt. De los colaboradores se espera la participación en actividades apostólicas
forma ocasional. En las ramas no existe la obligación de comunidad, si bien se favorece la formación de grupos.