¿Cómo vivo esta Cuaresma Misericordiosa?

Cuaresma Misericordiosa

 

¿Cómo vivimos la Cuaresma dentro de este año Misericordioso?

Son muchas las preguntas que me vienen a la mente. Muchas preguntas con falta de respuesta. Si las supiéramos, seguramente sería todo mucho más fácil. Pero así y  todo, como somos unos afortunados, tenemos la fe que nos hace creer en todo aquello que leemos en los evangelios y que nos cuenta Jesús en muchas de sus parábolas.

¿Cómo es nuestro comportamiento y cómo enfocamos nuestra vida dentro de esta Cuaresma? Hemos asistido a muchos Retiros y Adoraciones que nos hacen pensar en este tema, y gracias  a Dios, algunas veces nos sacan de dudas.

Tenemos tres pilares que son: la oración, el ayuno y la limosna. Nos hablan del amor, que es lo más importante, nos hablan de que imitemos a nuestra Madre, a nuestro Padre. En la misa del día de San José, nos decían que fuéramos como él. Dar cariño, como el que él daba a María. Hacía la voluntad del Padre. Comentaba uno de los Padres en la homilía, que le impresionaba con la rapidez que hacía su voluntad: “Cuando lo sabía, lo ponía en práctica”. ¿Somos nosotros como él? ¿Hacemos la voluntad del Padre como él? ¿Igual de rápido?

Es cierto que muchas de nuestras dudas es saber lo que nos pide el Señor en cada momento, por eso tenemos que tener el corazón abierto,  para descubrirlo. Evidentemente, a mí por lo menos, todavía no me ha hablado Dios en sueños,  (que yo sepa) pero sí es cierto, que debemos estar alertas para saber qué nos pide, por muy insignificante que parezca. El otro día leía dos frases que me parecieron preciosas: “Casi todo lo que realice, será insignificante, pero es muy importante que lo haga”. “Amor y verdad son dos cosas de Dios, la verdad es el fin y el amor es el camino”.

Creo que si hacemos caso de estas dos citas, las cosas en nuestra vida podrían cambiar, y viviremos de una forma especial muchas de las cosas que nos ocurran en nuestra cotidiana vida. Si hacemos las cosas por amor a Dios, será más fácil, y como he comentado en otras ocasiones, siempre es más fácil si nos apoyamos en la oración.

¿Qué cosas nos impiden estar cerca de nuestro Padre? ¿Cuáles son los obstáculos que nos encontramos en nuestro camino? Algunos, nos parecen insignificantes, pero son verdaderos muros para acercarnos a Él. El otro día, en una maravillosa Adoración sacaban a relucir esas barreras que nos hacen el camino más empinado:  “no miramos el dolor de los más cercanos, no querer mirar mis miserias, mis debilidades, tengo miedos que no reconozco, angustias, y me pongo cadenas a mí mismo…..” es que , ¿No miramos a Dios?.

Pero ¡Qué ciegos somos!  Dios mío…!!! Abramos el corazón y dejémonos tocar por el abrazo misericordioso de nuestro Padre. Ayunemos, como dicen los Padres, de todo aquello que nos hace alejarnos de Dios. ¡No seamos necios!  ¡Somos unos privilegiados, lo tenemos todo, todo lo mejor que es el amor de Dios, su abrazo, esas manos misericordiosas que se posan en nuestros hombros, y que siempre están allí, aunque nuestros hombros no estén, pero están ahí, esperándonos!… ¡esas manos amorosas…!

He conocido algunos casos de gente que ha vivido con miedo durante un tiempo, con inseguridades, con angustia, y en cuanto han abierto su corazón y han visto verdaderamente la misericordia de Dios, han sido las personas más felices del mundo  dando testimonio de su experiencia y siendo instrumento para los demás, para esa gente que también se encontraba angustiada y con falta de paz y esperanza. Y verdaderamente es maravilloso.

Sólo Dios puede quitarnos los miedos, y aunque volvamos a caer por nuestra torpeza humana, también María, nuestra Madre, seguirá  sujetándonos la mano, como decía el Papa, para que sigamos el camino hacia el Señor.

¿Cómo nos damos a los demás? ¿Qué limosna damos?

Jesús dio su vida por nosotros. ¡SU VIDA! Realmente cuando pensamos esta realidad ¿nos damos cuenta de la profundidad que tiene? ¿Qué damos nosotros en nuestra vida?

Creo que tenemos confundidos los valores, somos pecadores y  nos aferramos a lo material. Basamos lo que tenemos en las cosas terrenales y creo que deberíamos cambiar este concepto  para vivir más libres. Libres en la verdad.  Hay gente que no tiene nada, pero lo da todo, como en el Evangelio. Hay gente que lo tiene todo, o eso cree, pero en el fondo no tiene nada, y eso es porque les falta amor dentro de su corazón.

Me encantaría ser de esas personas que llena el corazón de los demás, que dentro de mis limitaciones pueda hacer esbozar una sonrisa, o dar un abrazo amoroso cuando alguien se encuentre derrumbado, hacer saltar lágrimas de alegría, o escuchar gritos de júbilo. Nuestra meta es hacer la voluntad del Señor y mi deber, es  hacer felices a los demás dándoles lo que Dios ha puesto en mi camino. Y cuando lleguen momentos tristes o  de sufrimiento, poner mis manos sobre sus hombros para darles el consuelo y  el amor que necesitan. Quiero parecerme a mis Padres del Cielo porque gracias a ellos soy todo lo que soy, y tengo lo que tengo y debo ser  enormemente agradecida por el regalo que me han hecho. No quiero irme del Hogar y abandonarlo todo. El Hogar que necesito es el corazón de mi Padre.

En esta Cuaresma Misericordiosa tan especial, sólo pido a Dios que no perdamos nunca los verdaderos valores de nuestra vida. Estamos aquí, para ser verdaderos instrumentos para el mundo, para ser misioneros de la Palabra de Dios, y eso lo haremos si nos apoyamos en los tres pilares: no nos olvidemos de la oración, recemos para saber lo que me pide Dios en cada momento, ayunemos de lo que nos aleja de nuestro Padre, y que la limosna que demos a los demás, además de dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, y vestir al que no tiene, también sea: una sonrisa , un abrazo,  un apretón de manos, una conversación,  y todo ello  lo hagamos desde lo más hondo de nuestro corazón.

Mica, Marzo 2016

Virgen Peregrina en Cataluña. Santuario Valldoreix

VIRGEN PEREGRINA – MISIÓN DE MAYO 2016

image
Querida Familia de Schoenstatt:
Estamos en un año muy especial de gracias, el Año Jubilar de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco.
Y como Obra de Schoenstatt hemos empezado el segundo siglo de historia con la consigna: “Schoenstatt en salida”

Ambas voces del tiempo, son para nosotros claras voces de Dios. En este contexto creemos firmemente que la Virgen peregrina de Schoenstatt como Santuario peregrino puede convertirse en la “puerta de la Misericordia de Dios” para todos aquellos que la puedan recibir, llevándole las gracias del Santuario a través de esta imagen.

Nosotros podemos hacer que Ella llegue a muchos hogares y familias… que visite colegios, hospitales, residencias, cárceles… Nuestras manos son las suyas, Ella pone la parte más grande, pero sabemos que nuestra pequeña aportación también es imprescindible… ¡Nada sin Ti, María, nada sin nosotros!

Por ello te invitamos especialmente a hacerte misionero de la Virgen peregrina en este Año Santo de la Misericordia. Como misionero puedes hacerte responsable de una o más imágenes de la Virgen peregrina y puedes apoyar este apostolado ofreciéndole oraciones y sacrificios para que su presencia sea provechosa para todos los que recibirán su visita y este año a través de Ella llegue especialmente la Misericordia de Dios a muchas personas.

El envío de los misioneros será el domingo 24 de Abril en la misa de 12:30h del Santuario.

¿Cómo puedes colaborar ADEMÁS en esta Misión de Mayo 2016?

Organizando la misión de Mayo en tu parroquia. Sería muy bonito poder regalarle a nuestra Mater nuevas parroquias desde donde salir al encuentro de sus hijos. Si tienes esta inquietud ponte en contacto con el equipo organizador para que te expliquemos los pasos a seguir.

Ofreciendo Capital de Gracias como regalo de amor a la MTA para que pueda llegar a muchas familias y actuar en sus corazones.

Colaborar con aportaciones económicas. Es necesario invertir en la elaboración de más imágenes y bolsas para que podamos transportarla y la edición de los materiales que la acompañan. Agradecemos de antemano la generosidad de cada uno.

Querida Familia:
¡El pasado 18 de Octubre 2015 se cumplieron 40 años de que la Mater se estableció por primera vez en Cataluña a través del Santuario-hogar de UrQuinaona! Hagamos que Ella siga conquistando nuestra tierra a través de su presencia en muchos más hogares.

Unidos en esta misión os mandamos un afectuoso saludo,

Hna. María del Mar Gustavo y Carmen Masana Bordón

93 674 89 62

93 184 4568

Publicat fa 5 days ago per Schönstatt Valldoreix

MISIONES FAMILIARES (PEÑARROYA 2016)

 

Capitaneados por la Mater, 90 misioneros de Schoenstatt nos embarcamos por segundo año en las misiones familiares de la parroquia de San Miguel, en Peñarroya-Pueblo Nuevo.

Don Manuel, su párroco, y toda su gente nos han vuelto a acoger con lo que mejor tienen, su sonrisa, su sencillez, su hospitalidad y su cariño.

Hemos podido celebrar junto a ellos los días de la Pasión y Resurrección de Jesús. A través de talleres para niños, jóvenes y adultos, todos muy concurridos. También como no, acompañándolos en sus procesiones, del Cristo del Buen Amor y la Virgen de la Amargura, con las que hemos podido saciar “la sed de Cristo” y acompañar a María en su amor y en su dolor.

Recogimiento, oración, mezclados con la alegría, y el desbordamiento de tanta ilusión de mayores, jóvenes y niños; es lo que caracteriza a esta familia misionera, este año liderados por Keka y Diego, que nos transmitieron su confianza y entusiasmo.

Madrid, Barcelona, Tarragona, Asturias, y muchas ramas del movimiento, unidas para vivir una Semana Santa llena de Servicio y Oración.

Peregrinación a Javier . La Sonrisa de tu Misericordia

HACIA JAVIER, LA SONRISA DE TU MISERICORDIA

imageEl pasado viernes 4 de marzo, a pesar de las previsiones de nieve, mucha lluvia y descenso de las temperaturas, un grupo de 135 peregrinos salimos con destino a Pamplona para hacer la javierada. Nos juntamos varios de la gran familia de Schoenstatt, acompañados por amigos y familiares. imageIlusión y ganas de comenzar a caminar hacia Javier y encontrarnos con el Cristo sonriente.
imageAl día siguiente, 30 peregrinos, los más madrugadores, salimos en coche hacia Urroz. donde empezaba la deseada peregrinación. Allí nos cruzamos con los jóvenes de Schoenstatt que también se estaban preparando para salir.
De Urroz a Iriso, fueron unos 8 kms, maravillosos, en silencio y rezando el rosario de la misericordia. Como me dijeron el otro día“era imposible no ver la misericordia de Dios en la belleza que el paisaje nos ofrecía”. image imageTodo tan verde,árboles en flor, nieve en las montañas, y el cielo azul conalgunasnubes negras que amenazaban tormenta…
image En Iriso nos juntamos con el resto de los peregrinos. Después de una pequeña oración, nos pusimos en marcha hacia Liedena. Fueron unos19kms haciendo varias paradas y apoyados en todo momento por los coches escoba. Por el camino, tuvimos tiempo para conocernos mejor y compartirmomentos de risas,juegos, reflexión…. Terminamos el día con una misa donde dimos las gracias por todo lo que habíamos vivido.
imageEl domingo,algunos madrugaron para hacer el Via Crucis y llegar a Javier andando. El resto, fuimos en coche directamente, allí asistimos a misa y rezamos especialmente por los enfermos, los que están pasando por algún tipo de dificultad y por todos los que por cualquier motivo no nos habéis podido acompañar.Después de la foto de familia, entramos en el Castillo para arrodillarnos ante el Cristo Sonriente y rezar la Novena a San Fco. Javier.
imageEl remate final fue cuando algunos, de vuelta a Madrid, pasaron por el convento San Pedro Regalado de la Aguilera para visitar a las Hnas. De la Congregación de IesuCommunio Los que fueron quedaronemocionados e impactados por lo que vivieron allí.
Ha sido una javierada maravillosa, con un tiempo mucho mejor de lo que esperábamos y acompañados en todo momento, como siempre, por Jesús y La Mater.

Monica Reina

image image image image image image image image

Leer más

Piedad Instrumental Mariana .Motivación de Marzo. P. Borja

Piedad instrumental mariana
P. Borja Coello de Portugal Marzo 2016

En este año de la MiseIMG_0721ricordia el Papa Francisco nos ha llamado a reflexionar sobre las obras de misericordia. Los que vivimos la vida en Alianza con María nos sentimos instrumentos en sus manos. ¿Qué quiere decir esto? Que Ella, como Madre de Misericordia, cuenta con nosotros para llevar la Misericordia de Dios a los más necesitados. A través de nosotros Ella quiere llegar a los más alejados y mostrar su cercanía maternal.

Pero la piedad instrumental no sólo se desarrolla en una dirección, sino que también cada uno de nosotros es pobre en algún sentido y María utiliza como instrumentos de la Misericordia de Dios a aquellas personas con las que practicamos la misericordia. Los pobres se convierten, de este modo, en instrumentos de conversión para nosotros. A través de ellos nos llega la posibilidad de un contacto cercano con Cristo que sufre y que nos acerca su Misericordia.

IMG_0720El Santo Padre nos recordaba en su última encíclica que: “Estamos llamados a ser los instrumentos del padre Dios para que nuestro planeta sea lo que el soñó al crearlo y responda a su proyecto de paz, belleza y plenitud.” (Laudato si, 53).

Hoy en día vivimos una fuerte crisis política en España y en el mundo una crisis social, marcada por el terrorismo internacional y los grandes grupos de refugiados que llegan a Europa. Ante este panorama de violencia y de violación de los Derechos Humanos podríamos caer en el pesimismo y en la desesperanza ante lo que el futuro nos depara. Pero no lo hacemos. De ninguna manera. Nosotros somos hombres y mujeres de una fe práctica y renovamos nuestra confianza en que somos instrumentos de un Dios que tiene en su mano las riendas del mundo, aunque a veces no sepamos descubrir en los signos de los tiempos la manera misteriosa que tiene de conducirlo. Este Dios todopoderoso, sabio y bondadoso actúa a través de instrumentos elegidos, que se ponen libremente a su disposición para ser utilizados por Él. En Schoenstatt confiamos en que el instrumento predilecto de Dios para que su Hijo venga a salvar a la época actual es la Santísima Virgen María y Ella nos lleva a participar de ese gran plan como colaboradores. Esta es nuestra fe: que Dios viene con su Misericordia a nuestro tiempo a través de instrumentos. Por eso, no nos deprimimos; sino que confiamos en Él.

En vísperas de la fiesta de San José escuchamos las palabras que el P. Kentenich dijera en una charla el 19 de marzo de 1951, aludiendo a las palabras del Evangelio en que el ángel le dice a José: “Toma al Niño y a su Madre y huye a Egipto.” (Mt. 2,13).

FullSizeRender(51)En San José vemos como la Divina Providencia cuenta con él como un instrumento de salvación para su tiempo. Y el P. Kentenich lo ve en relación con nuestro tiempo y nos quiere motivar a ofrecernos como instrumentos al igual que lo hizo José, al decir:
“La tarea de José se convierte en nuestra tarea. Queremos hacer posible que la Santísima Virgen lleve al Señor a todas partes… No se puede negar que Europa quiere más y más ir desentendiéndose del yugo de Cristo. El Señor tiene que huir y, junto con él, su Madre. Nosotros queremos ofrecer a ambos un lugar aquí… Por eso, siguen teniendo actualidad las palabras: “¡José, toma al Niño y huye!”. Huir, ¿por qué? Porque se persigue al Niño. Ésta es la razón por la que nosotros queremos prepararle aquí un lugar. Pero esperamos que también lleguen a nuestros oídos las otras palabras: “¡José, regresa a tu tierra!”. No pensamos aquí en nuestro propio retorno a la patria, sino que queremos que nuestra patria acoja nuevamente a la Virgen y a su Hijo.”
Estas palabras parecen estar dichas para nosotros y para el tiempo que vivimos. Por eso, queremos hacerlas nuestras en este año de la Misericordia y ofrecernos nuevamente a la Mater como sus instrumentos para que Cristo vuelva a nuestro continente y a nuestro país.

Exitosa Paella Misionera

El domingo 28 de Febrero, después de las celebraciones de las misas de 12.00h y 13,15, oficiada

por el P. Carlos, compartimos todos los que quisieron unirse  a ella, una magnífica paella cuyos

donativos servirán para ayudar a las Misiones que van a tener lugar durante la Semana Santa, en

Córdoba, en el pueblo de Peñarroya- Pueblonuevo, como ya hicieron el año pasado.

 

IMG_4415 -                                                IMG_4416 -   

Queremos compartir con vosotros algunos de los momentos que disfrutamos en el día de ayer.

La santa Misa, los magníficos cocineros, y algunos de los que probaron la estupenda paella.

 DSC_3725 -                                 DSC_3726 - DSC_3728 -                                DSC_3729 -

¿Qué nos lleva a ser misericordiosos?

Lucía Zamora

Ser misericordioso va más allá del dar solo por lástima, es experimentar el amor de Dios que regala el perdón y el agradecimiento tan solo por ser sus hijos. Confía y nos goza a pesar de las faltas que pudiéramos tener. Es nuestro deber como Cristianos, proclamar su voluntad a aquellos que viven en la ignorancia de su palabra.

El Papa Francisco ha convocado a un año Santo extraordinario, para darnos la oportunidad de encontrarnos nuevamente al amor de Dios; despertar conciencias y así entregar con agradecimiento nuestros pensamientos, acciones y sentimientos, a ese Padre que lucha día con día, por permanecer en el corazón de hombres y mujeres, que sufrimos los espejismos de un mundo distante al sentir humano. Ha regresado a nuestro vocabulario la palabra “Misericordia” la cual ha ido desapareciendo no solo del lenguaje, sino que también se ha ido borrando poco a poco del corazón. Ahora solo podemos ver noticias de muerte en todos los sentidos. Se muere de hambre, de soledad, angustia y tristeza; morimos día a día, tan solo por el hecho de no hacer nada por nadie, ni por nosotros mismos; nos dejamos caer en el abandono, esperando que alguien nos levante así sin más ni más. Dejamos de vivir al juzgar la vida de los demás sin apreciar la nuestra; nos convertimos en asesinos de ilusiones, porque la envidia se apodera de la voluntad de Dios.

Ser misericordioso va más allá del dar solo por lástima, es experimentar el amor de Dios que regala el perdón y el agradecimiento tan solo por ser sus hijos. Confía y nos goza a pesar de las faltas que pudiéramos tener. Es nuestro deber como Cristianos, proclamar su voluntad a aquellos que viven en la ignorancia de su palabra ¿Cuántos crímenes como el aborto se evitarían si nos diéramos el tiempo de hablar de su infinita misericordia? Ni siquiera podemos descubrir hasta dónde puede llegar nuestra voz, porque el mundo grita cada vez más fuerte que la felicidad esta en las cosas y no en las personas. Tristemente ante este ruido elegimos el silencio, la ceguera y por lo tanto la exclusión.

Para poder tocar el amor de Dios, es necesario regresar la mirada a momentos de nuestra vida, donde la fragilidad del corazón ha estado en sus manos. Hace unos días, viendo el tema del “Padre Nuestro” pedí a un grupo de señoras compartiera algún recuerdo de sus papás. Me sorprendió como al escuchar la instrucción les cambio el semblante. Todas hablaron de una manera dulce y tierna de ellos. Ningún relato fue parecido, pero todas expresaban en su mirada, un gran amor y un inmenso agradecimiento hacia esos hombres que las vieron crecer. El padre de una de ellas, aún es duce y cariños; otro a pesar de su edad (más de 80) le siguen gustando los deportes extremos; no podía faltar el papá simpático y ocurrente; el que regañaba y luego se arrepentía con un beso, o aquel que simplemente disfrutaba vernos pasear en bicicleta. Todas recordamos momentos de la niñez; curiosamente hablamos de sus manos, porque las veíamos grandes y fuertes. Seguramente nos veían tan pequeñas e indefensas, que nos sujetaban con fuerza para no perdernos, para evitar alguna caída, para guiarnos o simplemente para disfrutarnos.

Esta experiencia, nos abrió los ojos para poder apreciar todo aquello que Dios nuestro Padre ha puesto por amor en cada uno de nosotros; a reconocer esos actos de injusticia que hemos cometido y que Él con su inmensa misericordia ha perdonado. A recordar la grandeza de su cariño en esas fuertes y sensibles manos, que nos han sujetado desde el momento en que fuimos concebidos. Despertamos y reaccionamos a estos pequeños e interminables gestos de amor, que poco a poco nos fueron transformando en hombres y mujeres de bien. Actos de un Padre amoroso que hemos dejado en el recuerdo. Olvidamos que la herencia es este amor mismo, por el cual estamos llamados a seguirlo, cultivando de la misma manera a aquellos que vienen detrás de nosotros.

Hablar de nuestros papás, fue una muy bonita experiencia, pues así es el “Padre” en el cielo, el que nos sujeta fuertemente para no perdernos, y a la vez, nos libera en una bicicleta para encontrar el equilibrio después de varias caídas. Nos encontramos con un Padre amoroso, ocurrente, justo y valiente, que nos ofrece su amor incondicional en sus fuertes manos llenas de misericordia, para poder entregarla con el corazón encendido a los más necesitados, no por las apariencias ni por lástima, sino por la necesidad que alberga en el espíritu de agradecer.

Ahora nuestros hijos muestran lo que por amor hemos puesto a su alcance. Esas pequeñas gotitas de cariño y generosidad que se escapan del corazón, para formar dentro de ellos un espíritu misionero. Lo hemos hecho poco a poco y sin darnos cuenta, tal como el Padre lo sigue haciendo en cada uno de nosotros.

Esta es la misión… continuar regalando lo que Él ha depositado en cada uno de sus hijos y no dejarlo en el baúl de los recuerdos. Debemos enriquecer los actos misericordiosos, para que no se queden en simples gestos de conveniencia e hipocresía, sino que revelen a los demás, un amor puro que solo viene de Dios. La Iglesia nos ofrece este encuentro con Él, para que la palabra “misericordia” ocupe un lugar importante no solo en el diccionario, también en el corazón del mundo, la cual vencerá verdaderamente la pobreza de la humanidad.

Despedida del Padre Fernando Baeza

El sábado 16 de Enero, tuvo lugar la despedida del Padre Fernando Baeza en el Santuario de Serrano de Madrid. Por este motivo, se celebró a las 12,30  una misa a la cual acudieron algunos Padres de su Comunidad así como  numerosos fieles, amigos y conocidos,  para acompañar al Padre en este momento tan especial. Le siguió una comida,  con cantos alegres, amenizados al son de la acordeón donde disfrutaron  mayores y pequeños.

Sólo podemos tener palabras de  agradecimiento hacia el Padre Fernando, mezclándose un poco, los sentimientos de tristeza y alegría.

DSC_3367 - copia                                                     cortada

El Padre Fernando, durante todos estos años, nos ha mostrado su cariño, su comprensión, su amor hacia los demás. Daba igual dónde estuvieran. Arropaba y consolaba a los que estaban cerca, se preocupaba de los que estaban lejos, cobijaba a  los más débiles. Ha acompañado y consolado a enfermos  y a sus familias  en momentos muy difíciles y tristes, ha curado a gente sana, (físicamente),  pero con el corazón y el alma heridos, ha casado a muchos matrimonios con gran alegría, ha celebrado bautizos……ha sido  verdaderamente detallista, y… con todo ello y ese maravilloso y gran sentido del humor, le acompañaba una gran e impresionante paz . Ha sido, no cabe duda, como  el Buen Pastor para todos nosotros.

DSC_3409                                 DSC_3395 - copia

La Mater le ha utilizado como instrumento para cambiar muchos corazones, y  siempre, ha estado iluminado  por el Espíritu Santo; porque se ha notado, porque lo hemos notado.

DSC_3461_ copia                                    DSC_3433 - copia

Padre Fernando, QUE DIOS LE BENDIGA, Y LA MATER LE CUIDE Y LE COBIJE

 ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS! .

                                                       DSC_3438 - copia

   

20 de Enero de 1942, segundo hito: Estar en la confianza divina

 Estar en la confianza divina

El 20 de Enero, en este día, el Padre Kentenich, renuncia voluntariamente y por amor a los suyos, a las posibilidades de liberación que se le ofrecía para no ser llevado al campo de concentración nazi de Dachau. Cree que la voluntad de Dios es que él ofrezca su libertad exterior para conquistar la libertad interior de los hijos de Schoenstatt. Este paso condujo a sus seguidores a una mayor entrega en la Alianza de Amor con la Santísima Virgen y a una vinculación más profunda al Padre Kentenich como Padre espiritual de Schoenstatt.

Esta fecha y todo lo que a partir de ella, se desencadenó para el Padre Kentenich y su Familia, marca profundamente la historia de Schoenstatt.

hitos

En marzo del mismo año, el Padre Kentenich fue trasladado de la cárcel de Coblenza al campo de concentración de Dachau, donde permaneció más de tres años. Durante todo ese tiempo, se tomó mayor conciencia de su posición como Fundador y Cabeza de la Familia y del indisoluble entrelazamiento de destinos entre él y los suyos. También profundizó la convicción del carácter marcadamente sobrenatural de Schoenstatt como obra e instrumento de Dios.

Por este motivo,  el  20 de enero, os animamos a participar en las misas de los Santuarios de Madrid,  a las 20h en Pozuelo y a las 20:30 en Serrano.

Pincha para escuchar  Homilía Padre Carlos

Pincha para escuchar Homilía Padre Borja