Pioneros

La etapa de los pioneros abarca en líneas generales el período de los 13 a 17 años. Esta etapa del desarrollo juvenil, tiene una finalidad y dirección muy clara, la construcción de la personalidad del hombre adulto. Los Pioneros de Schoenstatt somos jóvenes con un rostro propio, con un espíritu característico que nos anima. Aquellos que vamos a la avanzada y abrimos camino a un mundo nuevo; La savia joven de la familia de Schoenstatt.

El Padre Kentenich acentúa en esta etapa tres originalidades: el idealismo juvenil que lo lleva al ansia del ser espiritualmente libre; el radicalismo y el espíritu comunitario. Y propone a los jóvenes el método y la forma de lograr esta construcción. “Bajo la protección de María, queremos aprender a educarnos a nosotros mismos y hacernos caracteres recios , libres y apostólicos”. María es la verdadera Madre y Maestra de la vida espiritual que desde el santuario educa los corazones juveniles.

Toda nuestra mística se expresa y asegura en una simbología propia. Es así como poseemos una bandera, un himno, una oración, un símbolo, que es la espada, un grito de rama y cantos propios. Esta mística la vivimos en los grupos de vida y en las actividades de toda la rama.

http://pioneros.schoenstatt.es