La Madre Tres veces Admirable

El amor y la devoción a la Santísima Virgen, sintetizados en la Alianza de Amor con ella, son el origen de todo el proceso vital del desarrollo del Movimiento Apostólico de Schönstatt que considera la honda vinculación a la María como el camino más rápido y seguro para llegar a Jesucristo

mta

Ella, Madre de Cristo y de la Iglesia, es la encarnación más perfecta de la nueva criatura redimida. María es el concepto incorruptible la Dios sobre el hombre, la mujer plenamente humana pero configurada con Cristo. Es la Compañera y Colaboradora permanente de su Hijo en la obra de la redención, es modelo del hombre libre y pleno, y por lo tanto, respuesta victoriosa frente a las “herejías antropológicas” de nuestro tiempo. Ella nos proporciona un conocimiento vital de Cristo; es “estrella de la nueva evangelización”; restauradora de la armonía del mundo natural y sobrenatural, de la relación del hombre con Dios y de éstos entre sí ayudando decisivamente a construir la Iglesia como la gran Familia de Dios.

Schoenstatt confía, en virtud de la Alianza de Amor, en el poder intercesor de la Stma. Virgen que desea intervenir desde le Santuario en la vida las personas que le abren su corazón; para educar en ellas al hombre nuevo redimido en Cristo, capaz de comprometerse con Él en la construcción del Reino. Así, María cumple con la tarea de Madre y Educadora que el Señor le confió para la Iglesia y frente a cada uno de sus hijos.